Facebook

English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Facebook

Estudio sobre prevención de riesgos laborales

DESCARGA EL ESTATUTO DEL BAILARÍN EN PDF

Presupuestos del INAEM 2014 - Proyecto PLATEA y ley de mecenazgo

ACADT - 03/11/2013.

Secretario de cultura Lassalle

Durante la celebración de la sesión informativa sobre los presupuestos generales del estado de 2014, de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados celebrada el martes 8 de octubre de 2013, el Secretario de Cultura J. M. Lasalle aclaró que los presupuestos del INAEM para 2014 incorporan por primera vez las operaciones comerciales, en consecuencia, la magnitud bruta que se refleja en los presupuestos generales de 146.133.240 euros para el ejercicio 2014 no puede ser comparada con la de 2013, que supone 36,5 millones de euros menos.

Al descontar el efecto derivado de las operaciones comerciales, esos crecimientos se quedan en un aumento del 0,6% para el programa 335A de música y danza y del 9,5% para el 335B de teatro. Dentro de las operaciones comerciales se financiarán, con cargo a las partidas presupuestarias 18.201.335A.280 y 18.201.335B.280 el nuevo programa PLATEA.

PLATEA es, según el director general del INAEM Miguel Ángel Recio «un programa para compartir riesgos» con el objetivo de incrementar funciones de artes escénicas en los espacios teatrales municipales de titularidad pública. PLATEA fue formalizado el 8 de octubre de 2013 mediante la firma de un protocolo de colaboración entre el INAEM y la Federación Española de Municipios y Provincias. Los contratos artísticos derivados de la ejecución del programa PLATEA tienen un presupuesto máximo de seis millones de euros.

El fundamento de PLATEA se instaura mediante un catálogo de espectáculos seleccionados por el propio INAEM a través de un «comité asesor formado por expertos independientes de reconocido prestigio y representantes de las entidades locales» Enlace a la documentación oficial

Requisitos y limitaciones

Recio-INAEM

Entre los requisitos para adherirse al plan nos llaman la atención algunas limitaciones: Un espacio escénico por municipio, un mínimo de cuatro y un máximo de quince funciones (teatro 65%, danza 25% y circo 10%) en el espacio escénico adherido, un único espectáculo por cada compañía o empresa productora y que un mismo espectáculo no tenga más de doce funciones en el conjunto del programa. Además, ninguna de las funciones podrá haber percibido subvención del INAEM ni de cualquier otra administración Pública a través de circuitos o ayudas a giras. Asimismo se exige a los municipios adherentes al plan la acreditación, mediante certificado del interventor local, de estar al corriente del pago de todas las obligaciones contraídas por la programación de espectáculos de artes escénicas y musicales con vencimiento transcurrido de más de seis meses, y no tener deudas pendientes.

Una vez conformado el catálogo de espectáculos-compañías, los municipios adheridos a PLATEA comunicarán al INAEM los espectáculos elegidos. Tras consultar al Comité Asesor, el INAEM autorizará o desestimará la propuesta del municipio. Una vez aprobado el espectáculo, las compañías escogidas deberán firmar dos contratos diferentes, uno con el municipio o el teatro y otro con el INAEM. En el primer contrato la compañía percibirá el 80% de la recaudación de taquilla (el 15% irá para el Ayuntamiento y el 5% para el INAEM). El segundo contrato actuará como colchón o seguro: la compañía se asegura cobrar hasta el 65% del caché fijado o 12.000 euros -en cualquier caso, será la menor cantidad.

Platea-INAEM

Es evidente que los requisitos establecidos en el programa PLATEA limitan la cantidad de municipios que podrán adherirse, los más optimistas estiman alrededor de doscientos. Sin embargo, si los condicionantes financieros son comprensibles, otros no lo parecen tanto. Así, en el mejor de los casos, una compañía logrará doce funciones con un caché máximo garantizado de 12.000 euros. Es evidente que estas limitaciones penalizan a las compañías medianas, puesto que transportar, hospedar y alimentar a, por ejemplo: veinte bailarines y otras doce personas más entre maestros, técnicos y dirección, supera con creces el caché máximo estipulado. No hablemos ya del absurdo del programa en el caso de que en España hubiera grandes compañías. En España no las tenemos y programas como PLATEA pueden explicar por qué.

Evitar los agravios comparativos

Un punto peliagudo de la confección del catálogo es la valoración de cada presupuesto “a precio de mercado” que incluye información artística y técnica de los espectáculos, así como el presupuesto y caché de los mismos, teniendo en cuenta que cada compañía o empresa productora sólo podrá optar a la inclusión de un único espectáculo. Es evidente que la divulgación de estos datos puede generar conflictos y agravios comparativos. ¿No sería más lógico que, cumpliendo los requisitos del programa, cada teatro contrate directamente con cada compañía? Además, si la composición del Comité Asesor no es objetivamente neutral respecto a las compañías que deben evaluar, los conflictos de interés están servidos.

Entre los elementos positivos de PLATEA destaca la fórmula de pago a la compañía productora del espectáculo en un plazo máximo de 30 días naturales. También nos parece positiva la constitución de una tarifa de precios mínima entre 6 a 12 euros, para evitar la devaluación demagógica de las AAEE.

Aumentar la oferta para incrementar espectadores y aficionados

Es un dato objetivo que, incluso antes de la crisis, la mayoría de los teatros públicos municipales estaban infrautilizados. La crisis redujo la oferta aún más pero, mientras que en el teatro, que acapara el 92,8% de las funciones de las AAEE, la reducción de funciones desde el 2008 ha sido del 25,9% y la de asistencia se redujo en el 30,7%, mientras que en la danza, cuya cuota de funciones es del 4,8%, la caída de las funciones durante el mismo periodo ha sido del 43,4% y la de asistencia es un 34,5% (Anuarios SGAE). Estas diferencias indican que el aumento de la oferta no generará automáticamente la asistencia y, por lo tanto, lo lógico sería implantar mecanismos incentivadores de la concurrencia del público. Con la doble contratación, PLATEA reduce riesgos de cobro, pero un 15% de la taquilla parece poco estímulo para los teatros, sobre todo si gestionando por reparto obtendrían hasta el 50% con el mismo riesgo y menos obligaciones.

Nueva ley de mecenazgo

Tanto el Secretario de Estado de Cultura como el Ministro Wert han confirmado que la negociación de la Ley de Mecenazgo avanza a un ritmo «razonable». Así, el Ministro ha prometido que el borrador de la nueva ley será presentado a finales de 2013. Por otro lado, el Consejero de Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía D. Luciano Alonso, también ha prometido una ley de mecenazgo para Andalucía, por considerar que el modelo actual está superado.

Celebramos que las promesas electorales salgan del cajón del olvido y celebraremos mucho más que, mediante las incentivaciones fiscales y de participación, los ciudadanos y empresas puedan contribuir en un desarrollo más armónico y eficaz de la cultura y las artes de nuestro país. No se trata solamente de incentivar fiscalmente las donaciones, aunque la experiencia en países como Austria, Reino Unido y EEUU demuestre que debería deducirse el 100% de la donación. También es indispensable favorecer el desarrollo de estructuras mancomunadas artísticas y culturales sin ánimo de lucro y plenamente transparentes, en el seno de la sociedad civil.


NUESTRO LIBRO RECOMENDADO

“Una Ley de Artes Escénicas para España” en libro

“Una Ley de Artes Escénicas para España” es un estudio impulsado por la Asociación Cultural Amigos de la Danza Terpsícore, basado en la recopilación de datos, la indagación sobre indicadores de rendimiento y el examen de la realidad de las artes escénicas en España.

Nuestra propuesta incluye una estrategia regeneradora que aliente la participación social y el mecenazgo, sobre la base de la imprescindible acción estimuladora del estado, a través de órganos independientes y transparentes que garanticen la seguridad jurídica.

Enlace a Una Ley de Artes Escénicas