arabesque

 ASOCIACIÓN CULTURAL AMIGOS DE LA DANZA TERPSÍCORE

Para el estudio y la divulgación del Arte de danzar


arabesque
Facebook

English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Facebook

El Estatuto del Bailarín Profesional

“Una Ley de Artes Escénicas para España” en libro

“Una Ley de Artes Escénicas para España” es un estudio impulsado por la Asociación Cultural Amigos de la Danza Terpsícore, basado en la recopilación de datos, la indagación sobre indicadores de rendimiento y el examen de la realidad de las artes escénicas en España.

Nuestra propuesta incluye una estrategia regeneradora que aliente la participación social y el mecenazgo, sobre la base de la imprescindible acción estimuladora del estado, a través de órganos independientes y transparentes que garanticen la seguridad jurídica.

Enlace a Una Ley de Artes Escénicas

Conoce nuestro estudio sobre seguridad de los suelos de Danza


Tañen las campanas por el Gran Teatro del Liceu

P. R. Barreno. 21 de enero de 2012

Hace unos días señalé el órdago de los responsables del Teatro Real a las dos instituciones públicas que soportan sus presupuestos. En los últimos días los llamados “mentideros líricos de la Villa y Corte” solo hablan del agujero de ¡cinco millones de euros! generados en los 16 meses de dirección de Monsieur Mortier.

Pero si lo del Teatro Real presenta el aspecto mortecino de un fin de época, ante las noticias sobre las vicisitudes del Gran Teatro del Liceu «Tañen allí las campanas en Santa Eulàlia con clamor». No es para menos, el llamado «Contrato programa» soportado por los cuatro entes públicos: el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, la Generalidad de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación de Barcelona, que desde la reconstrucción del Teatro en 1999 han aportado el 50% de su presupuesto, se ha reducido en los dos últimos años en más del 20%. Si a este recorte se añade la disminución de las aportaciones por mecenazgo, cerca de un tercio durante el mismo periodo, es evidente que el Liceu está en peligro.

Que un teatro con una historia que se remonta a 1847 se encuentre desarbolado no puede achacarse solamente a la coyuntura económica. La frase incorrecta que circuló a finales de los 90 por la terraza del Mirablau: «Als botiguers els han expropiat el seu teatre seus fills pròdigs, ara convertits en polítics d'esquerre nacionalistes» parece la constatación del “sorpasso” de clases acaecido en Cataluña, cuyas consecuencias económicas y culturales empezamos a vislumbrar, sobre todo los xarnegos circunstanciales con décadas de actividad en Cataluña.

Los resultados de la inexorable sustitución de la otrora pujante sociedad civil encarnada por la burguesía industrial barcelonesa por una superestructura político-burocrática, se muestran con toda crudeza en los escándalos del Palau de la Música y el languidecimiento del Consell de Mecenatge i la Societat del Gran Teatre del Liceu. ¿Acaso la deplorable etapa actual tiene algo que ver con el empuje ilustrado de personajes como Lluís Millet i Pagés, Anselm Clavé y Eusebio Güell? Es sabido que desde hace tiempo, las tertulias de los prebostes del lugar ya no se celebran en el Círculo del Liceu sino en los palcos del Camp Nou.

Ante esta realidad, empeñarse en fijar el desarrollo de un gran teatro como el Liceu, sobre parámetros económicos y sociales vetustos o, peor aún, insustentables, es una opción suicida. La sinecura funcionarial que regenta el Liceu, en vez de presentar un proyecto alternativo basado en la movilización de la sociedad civil catalana dinámica de hoy: las clases medias ilustradas, no tienen mejor solución que el cierre del teatro durante dos meses más.
Si no aceptamos que estos lodos provienen de polvos pifiados es difícil salir del pasmo ambiental. Nuestros grandes teatros públicos como el Liceu, Real, Palau, Maestranza, etc. solo son superados por el Teatro dell'Opera de Roma en el desequilibrio entre costo real de la localidad por función y precio de venta al público de dicha localidad. En el caso concreto del Liceu, entre los dos teatros (Liceu y Petit Liceu) en 2010 sumaron 223.000 espectadores, aunque el gran teatro con 92 funciones de ópera, 16 de danza, 10 conciertos y cinco recitales, alcanzó 172.962 espectadores. Cuando se descomponen estas magras cifras se comprueba que una localidad de ópera del Liceu tiene un costo medio de 277 euros. De esta cantidad, el espectador paga una media de 70 euros, los mecenas aportan 40 Euros y las subvenciones públicas cubren los 167 euros que faltan.
El director del Liceu, Juan Francisco Marco, ha manifestado que con el ERE que permitiría el cierre del teatro durante los meses de marzo y junio más las vacaciones de verano, ahorraría unos dos millones de euros de unos gastos fijos (gastos antes de subir el telón de la primera función del año) que él cifra en alrededor de 30 millones de euros.

Cuando algunos califican la situación como patética creo que se quedan cortos, en realidad la solución planteada por la dirección del Liceu sería hilarante si no afectara a los trabajadores del teatro, a los artistas, a los ciudadanos y a la cultura en general. Es como si el propietario de la tahona Juan Mandanga y Gomorra, incapaz de fabricar baguettes de calidad a precio de mercado, en vez de revisar sus medios de producción y sus gastos fijos para llegar a ser competitivo con los otros panaderos del barrio, decidiera cerrar la tahona los lunes miércoles y viernes.

Una de dos, o el Liceu cambia su gobernanza o el tañido en Santa Eulàlia será a difunto.


La dirección del Gran Teatro del Liceu confirmó el pasado 2 de febrero de 2012 las siguientes decisiones:
1.Suspender la actividad artística de los títulos con un menor porcentaje de ocupación.
Esta suspensión afectaría a las obras siguientes:
Óperas (Una tragedia florentina / El enano; El Giravolt de maig; Pelléas et Mélisande)
Ballet (Les Ballets de Monte-Carlo)
Concierto (El otro Pelléas)
Petit Liceu (El Superbarbero de Sevilla)
Recital (Nina Stemme)
2.Negociar con los representantes del personal, la presentación de un expediente de regulación de empleo temporal de aproximadamente 2 meses en los períodos de suspensión de la actividad artística.
3.Suspender las actividades audiovisuales sujetas al cobro de derechos de imagen en su comercialización.
4.Reducir los gastos de los servicios prestados por proveedores externos así como los gastos generales mediante la renegociación de contratos en los períodos afectados.

¡SÍGUENOS!


Los Presupuestos del Teatro Real del 2012/2013
Un órdago de farol y el Milagro de alquilar

P.R. Barreno. 15 de diciembre de 2011.

El 13 de diciembre de 2011, el director general del Teatro Real de Madrid D. Miguel Muñiz y el presidente del Patronato Fundación del Teatro Lírico D. Gregorio Marañón, presentaron a los medios de comunicación los presupuestos y la programación para la temporada 2012/2013.
Anomalía: Desde su reinauguración, hace casi 15 años, la presentación de presupuestos y temporada se hacía, como es lógico, entre febrero y de marzo. ¿Cuál es el motivo para adelantar la presentación?

Novedad: por primera vez, y sin que sirva de precedente, se presentan presupuestos y programación. Para 2012/2013 se estiman, repito, estiman en 46.396.347€.

Un órdago sin cartas: Sin presupuestos generales del estado para 2012 y sin gobierno que decida las subvenciones correspondientes, no parece que los acuerdos verbales con una ministra en funciones y un director general de imaginaria sean consistentes. Evidentemente, juegan de farol para acongojar a los jugadores novatos del gobierno que viene.
La pareja Muñiz – Marañón echa el órdago pero es probable que el futuro gobierno, le guste o no, no le quede otra salida que levantar las cartas, las de verdad. Entonces, llegará la hora del recuento.

Un alarde de diligencia: Difícil tarea esta de comprobar las cuentas de los entes y fundaciones públicas del Reino de España. En este caso, en otro alarde de diligencia de nuestra administración pública, se publicaron en el BOE el 13 de abril de 2011 las cuentas no auditadas de la Fundación del Teatro Lírico, correspondientes al ejercicio 2007. Las lenguas de doble filo recuerdan los plazos de prescripción de infracciones y demás.

Invocar y repasar: En aquel 2007 de vacas gordas el Teatro Real tuvo unos ingresos de 48.897.100,10 euros con unos beneficios contables de 851.190,56 euros. Sin embargo, en 2010 y 2011 Muñiz- Marañón confirmaron pérdidas de 3 y 1,5 millones respectivamente. Además, a pesar del efecto Mortier o debido a él, los abonos descendieron el 11% durante 2011. Con estos datos, los dos directivos del Real vaticinan superávit para 2012/2013 a pesar de desconocer los ingresos por subvenciones. Con un ejercicio de ilusionismo abracadabrante, indican un descenso del 10% pactado con una ministra y un director del INAEM en funciones, mientras desestiman la previsión en los presupuestos 2012 de la CAM donde, la subvención prevista para El Real es de 4.474.386 euros, ¡un 15% menos que en 2011!.

¡Milagro!: al parecer, la varita mágica la pone el incremento de patrocinio que puede llegar a los 7,3 millones de euros, la misma cifra que en 2007 aunque, si en el 2007 de vacas gordas se registraba una deuda por convenios de patrocinio por 2,8 millones de euros, es decir, de patrocinadores que no cumplieron sus compromisos ¿Cuál es la deuda actual de los patrocinadores incumplidores y la previsible en plena crisis?

Y entre palas, picos y azadones, menos espectáculos en 2012/2013: Milagros aparte, "caprichos Mortier" sigue adelante. Pelillos a la mar sobre "San Francisco de Asís" y el apolillado de producciones propias como el dispendio con "Wozzeck" de Bieito del 2006. Toca el menú de siempre: “Lady Macbeth”y Mozart hasta en la sopa mientras “Manon” “Fanciulla” y “Nabucco” son desconocidas por estos lares. Programadas, lo que se dice programadas 74 funciones de ópera, 27 de danza y 10 conciertos. Total: 111 funciones al año.
Enlazar al avance del programa 2012/2013 del Teatro Real  

¿Y del Ballet qué? del ballet na ¿No decían que? decían pero quía. Vuelve Monsieur Mortier do solía y también la CND con un nuevo “Romeo y Julieta” coreografiada por su director J.C. Martínez.
Entonces ¿de dónde sacarán lo que destacan Muñiz – Marañón? Como dispondrán de 254 días libres, El Real podrá alquilarse a los David Bisbal y demás performantes del Reino.

¡SÍGUENOS!

	  
                         
                        


La Asociación Cultural Amigos de la Danza Tepsícore está inscrita en el RGA, grupo 1, sección 1, Número Nacional: 586287